08.04.2014

Duro informe de la UNESCO contra el mall de Castro

El 1 de febrero de 2015 fue la fecha límite que estableció la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para que Chile adopte medidas para revertir el “impacto negativo” que ha causado al entorno la construcción del Mall Paseo Chiloé en Castro. En especial, se pide tomar medidas para mejorar la situación de la Iglesia de San Francisco, la que data del siglo XVI y que forma parte de una de las 16 parroquias chilotas declaradas Patrimonio de la Humanidad por el organismo de Naciones Unidas.

De no responder satisfactoriamente a esta petición, la UNESCO señala que la Iglesia de San Francisco, uno de los emblemas culturales e identitarios más importantes de la isla, podría ser inscrita en la lista de “Patrimonio Mundial en Peligro”.

Según consigna hoy el diario [shorturl url=”http://www.latercera.com/noticia/nacional/2014/04/680-573071-9-informe-unesco-mall-de-castro-causa-impacto-negativo-y-exige-bajar-altura.shtml” title=”” fuente_url=”http://www.latercera.com” fuente_nombre=”La Tercera”]La Tercera[/shorturl] el informe del organismo internacional es taxativo al señalar que la construcción “afectó el valor mundial excepcional” del templo y que para morigerar el impacto el centro comercial “debe incluir aspectos arquitectónicos que tengan como fin una mayor integración de la forma y los materiales del edificio, con una reducción de su masa y su altura”.

Cabe señalar que al igual que sucede con la construcción del Mall Puerto Barón en Valparaíso (de propiedad de Plaza S.A., empresa filial de S.A.C.I. Falabella), el Mall Paseo Chiloé ha recibido constantes cuestionamientos. Éstos no sólo apuntan a que la construcción altera significativamente la armonía del entorno, sino también a una serie de irregularidades detectadas durante la fase de aprobación y construcción del proyecto liderado por el Grupo Pasmar (familia Mosa).

En agosto de 2012, CIPER publicó una columna de opinión en la que el presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad, Patricio Herman, enumeró casi una decena de irregularidades asociadas al proyecto, entre las que destaca la modificación de Plan Regulador de la ciudad por parte de la Municipalidad de Castro para favorecer la construcción del proyecto.

Fueron estas irregularidades las que  en octubre de 2012 llevaron a la Contraloría General de la República a iniciar un sumario para esclarecer los procedimientos utilizados por las distintas reparticiones públicas en el trámite del proyecto. Ese mismo mes el Grupo Pasmar fue multado por el  Juzgado de Policía Local con $80 millones por haber incumplido la orden de paralización de faenas impuesta por la Dirección de Obras Municipales.

A principios de junio de 2013, el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO anunció que se discutiría la propuesta de pedir a los encargados del proyecto demoler parcialmente los pisos superiores del polémico mall como una forma de mitigar el impacto visual en el entorno. La propuesta, sin embargo, fue desestimada semanas más tarde en el contexto de la trigésima séptima reunión del Centro de Patrimonio realizada en Camboya. La decisión fue tomada entonces como un triunfo por directivos de Pasmar. El informe dado a conocer hoy por La Tercera cambia nuevamente el escenario para los dueños del proyecto.

 

Ideas Digitales Aplicadas