vittori

La Fiscalía realizó 23 allanamientos para pesquisar ilícitos relacionados con contratos municipales de recolección de basura y lavado de activos. Los allanamientos incluyeron las municipalidades de Maipú y Cerro Navia, las viviendas de los alcaldes de ambas comunas y los domicilios de ejecutivos de empresas privadas. Las irregularidades fueron expuestas originalmente en dos series de reportajes de CIPER, una de 2010 y otra de 2012. En el marco de estas nuevas diligencias, CIPER reproduce su reportaje -publicado en abril de 2012- con los antecedentes que aceleraron esta investigación judicial.

Vea también:
“Cuestionado contrato amarra a KDM con 22 comunas de Santiago hasta 2027”
“Contratos millonarios desatan guerra sucia por la recolección de la basura en Maipú”
“Mujer de concejal de Maipú dice que en su casa se hicieron reuniones para favorecer a KDM con millonario contrato municipal”
“Alcalde de Maipú solicita antecedentes al Ministerio Público sobre declaraciones de la mujer del concejal Torres”
“Basura en Maipú: CDE presente querella por cohecho contra concejal Antonio Neme”

Antonio Neme (UDI) fue uno de los dos concejales que votaron en contra de entregar a KDM la basura de Maipú, en un contrato que significa un desembolso municipal de unos $ 10.325 millones. Neme acusó que en el proceso hubo “corrupción” y declaró ante la PDI que el concejal Carlos Richter (RN) le preguntó cuál era su precio. Ahora aparece una grabación de audio de 39 minutos que registró una reunión entre el concejal Marcelo Torres (RN) y, aparentemente, ejecutivos de KDM. En ella Torres ofrece una vía para sacar del camino a una empresa que compite con KDM en el negocio de la basura.

Ya suman casi diez los meses que lleva el nombre del concejal de Maipú, Carlos Richter (RN), inscrito en la investigación del Ministerio Público destinada a aclarar si se pagaron sobornos para favorecer a la empresa KDM en una millonaria licitación relacionada con el negocio de la basura. El nombre de Richter aterrizó en la carpeta del fiscal Ricardo Encina porque el concejal Antonio Neme (UDI) lo amarró al proceso con una dura acusación. Neme declaró ante la Policía de Investigaciones que Richter -quien ha votado a favor de las ofertas de KDM en el concejo- se le acercó para preguntarle su “precio”.

El 24 de junio del año pasado el Concejo Municipal de Maipú se inclinó por la oferta de KDM en la licitación del relleno sanitario al que se enviaría, durante los siguientes cinco años, la basura de los 850 mil habitantes de la comuna más poblada del país. Lo hizo por ocho votos a favor, dos de rechazo y una abstención. La empresa ofreció recibir los residuos en su relleno de Til Til por un precio de $8.981 por tonelada de basura. Maipú produce cerca de 230 mil toneladas de residuos por año, lo que significa que pagará a KDM cerca de $2.065 millones anuales y un total que bordea los $10.325 millones en los cinco años que dura el contrato.

Lo que debió ser una operación impecable y transparente, por los montos que involucraba, terminó en escándalo. El periodista y concejal Antonio Neme fue uno de los dos ediles que rechazó la oferta de KDM. Y al anunciar su voto, desató la tormenta.

-Yo voy a hablar a calzón quitado y me voy a hacer responsable de mis palabras- dijo, tal como quedó registrado en el acta de esa sesión del concejo.

Neme sostuvo que la licitación se había hecho “a la medida” para impedir la participación de la empresa Proactiva, dueña de uno de los tres rellenos sanitarios que operan en la Región Metropolitana, el que precisamente se ubica en Maipú y que por el factor de cercanía podría haber resultado más barato para la comuna (ver recuadro).

Según las cuentas que expuso ese día el concejal de la UDI, aprobar la oferta de KDM significaría “que la comuna va a pagar $312 millones de más en 12 meses y en 60 meses vamos a pagar $ 1.607 millones de más”. Pero Neme no sólo sacó cuentas, también acusó que, previo a la votación, hubo “una corrupción tremenda”.

-Aquí está corriendo mucha plata. Y yo lo digo con la fuerza de mi conciencia que recibí tentaciones y las rechacé –sostuvo en la crucial sesión.

El concejal votó y luego, en un acto de protesta, se retiró de la sala. En el patio de la municipalidad fue abordado por un periódico digital local, al que concedió una entrevista que quedó registrada en video (vea las imágenes). Allí dijo que recibió “mensajes” en los que le consultaron cuál era su precio y sostuvo que “si un tribunal de la república me cita, yo voy a precisar mis dichos”. Y lo hizo.

CIPER confirmó que el concejal Neme declaró ante la Policía de Investigaciones alrededor de un mes después de la votación en el concejo. En el cuartel Borgoño de la PDI, y ante efectivos de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec), sostuvo que fue el concejal Carlos Richter el que se le acercó y le preguntó: “¿Cuál es tu precio? Todo hombre tiene un precio”.

La declaración policial de Neme ya está en manos del fiscal Ricardo Encina, quien lleva una investigación originada por una querella de la empresa Proactiva, propietaria del relleno Sanitario Santiago Poniente. Encina, en todo caso, no comentó detalles de lo declarado por Neme. Sin embargo, el fiscal informó que la investigación se ha acelerado producto de una serie de antecedentes que se han conocido este mes, entre ellos las declaraciones que hizo a CIPER la esposa de uno de los concejales de Maipú, Marcelo Torres (RN), quien sostuvo que en su casa se reunieron cuatro concejales para buscar “resquicios legales” a favor de KDM (vea la entrevista).

La querella de Proactiva que originó la investigación del fiscal se dirige contra quienes resulten responsables de los delitos de “cohecho pasivo propio” y “soborno”, además de otras figuras que puedan acreditarse en el proceso, tales como “negociación incompatible”, “fraude al Fisco”, “malversación de caudales públicos”, “revelación de secretos” y “asociación ilícita”.

La querella se fundó, entre otras consideraciones, en las declaraciones de Neme, por lo que el concejal de la UDI fue uno de los primeros citados a declarar.

El concejal Richter rechazó la acusación de Neme y sostuvo que “nunca he tenido la confianza para conversar temas del municipio, en esos términos, con el señor Neme”. Sobre el diálogo en que supuestamente le preguntó cuál era su precio, Richter indicó que habló con Neme después de que el concejal de la UDI recibiera en su oficina a ejecutivos de la empresa de recolección de basura Dimensión, antes de que se votara la licitación para la recolección de residuos en la comuna, a fines de 2010:

- Ahí, después de que él se juntó con la gente de Dimensión, en tono de broma, le pregunté si le estaba poniendo precio a su voto. Él me dijo que era una persona transparente y que recibiría a esa y a todas las empresas abiertamente para conocer sus ofertas. Eso fue todo -señaló Richter.

El concejal de RN dijo que está dispuesto a declarar ante la PDI o el fiscal Encina para entregar su versión. Finalmente, manifestó su extrañeza por los dichos de Neme: “Hace un par de semanas, la diputada Mónica Zalaquett dijo que yo sería un buen candidato para la alcaldía y Neme se me acercó para decirme que él sería el primero en apoyarme como candidato de la Alianza si yo tenía los méritos”.

NUEVAS PERICIAS

La querella de Proactiva, impulsada por el abogado Darío Silva, también expone que han circulado en Internet tres grabaciones de audio en las que presuntamente se escuchan las voces del concejal de Maipú y aspirante a alcalde de esa comuna, Marcelo Torres (RN), y de Fernando León, director general del grupo Urbaser-Danner, matriz de KDM. En esos audios, de no más de dos minutos de duración cada uno, aparentemente Torres y León coordinan acciones para forzar la revocación del relleno de Proactiva.

La querella de Proactiva señala a una tercera persona que participa en el diálogo, la que identifica de manera presunta como José Miguel Gutiérrez, gerente general de KDM. CIPER intentó comunicarse con Gutiérrez y le dejó recado en su oficina, pero no tuvo respuesta. Respecto de la participación de Torres en el diálogo, el propio concejal reconoció en un reportaje publicado por CIPER en febrero de 2010 que es su voz la que está en esa grabación.

Esos tres audios ya fueron analizados por la fiscalía por una denuncia que interpuso el alcalde de Maipú, Alberto Undurraga, ante la eventualidad de que en ellas se configurara el delito de injurias contra el concejal Torres. Esa investigación, según señalaron funcionarios de la municipalidad, se cerró sin que se pudiese acreditar que se configuró delito a partir del diálogo registrado en el audio. No obstante, el fiscal Encina aseguró que las grabaciones serán sometidas a nuevas pericias, debido a que ahora se busca acreditar con ellas un delito destinto: cohecho o soborno.

La querella de Proactiva pide que se investiguen esas grabaciones, para determinar a qué se debe el interés de Torres en el cierre de su planta de Santiago Poniente y por qué razones el concejal acuerda estrategias para lograr ese objetivo con quien aparentemente sería el máximo ejecutivo de una empresa de la competencia.

El concejal Torres, quien también es administrador municipal de Cerro Navia, ha tenido diversas actuaciones en que ha favorecido la suscripción de polémicos contratos con KDM, tanto en Maipú como en Cerro Navia. Estos episodios fueron abordados por los reportajes de CIPER “Cuestionado contrato amarra a KDM con 22 comunas de Santiago hasta 2027” (publicado en febrero de 2010) y “Contratos millonarios desatan guerra sucia por la recolección de la basura en Maipú” (de enero de 2011). Las mismas actuaciones de Torres son detalladas en la querella de Proactiva (vea el documento).

GRABACIÓN DE 39 MINUTOS

A lo menos dos de las grabaciones a las que hace referencia la querella, son extractos de un registro de audio mucho más extenso, de 39 minutos de duración, al que CIPER tuvo acceso (escuche el audio completo y lea su transcripción).

En la nueva grabación aparece un cuarto personaje que es identificado como Eduardo. Esta persona se presenta como miembro suplente del Comité de Seguimiento del relleno sanitario Santiago Poniente, grupo que periódicamente inspecciona la planta de Proactiva para fiscalizar si cumple con las normas ambientales. En el mismo diálogo, Eduardo asegura que forma parte de ese comité en representación de la comunidad de Maipú.

CIPER rastreó esos datos y confirmó que, efectivamente, el comité de seguimiento tiene entre sus miembros al ambientalista Eduardo Medina Aguayo, quien a la fecha de la grabación lo integraba como representante de la comunidad de Maipú, en su calidad de presidente del Consejo de Defensa Medioambiental de Maipú, cargo que ya no ejerce. Medina aparece como miembro suplente del Comité de Seguimiento en representación de la comunidad, porque los titulares son los concejales Torres y Richter. CIPER se comunicó con Medina, pero rehusó hacer declaraciones.

En el audio de 39 minutos queda en evidencia que fue Eduardo el que grabó subrepticiamente la reunión, la que tuvo lugar en un bar del sector oriente de Santiago. Son sus intervenciones las que permiten hilar el diálogo completo y el objetivo de la reunión. En ella, Eduardo y el concejal Torres exponen -ante los supuestos ejecutivos de KDM- un cronograma para lograr el cierre definitivo del relleno sanitario de Proactiva y “amarrar” al alcalde Undurraga para que, mientras dure esta operación, no pueda avanzar en la licitación del contrato para determinar el relleno al que se envíe la basura de la comuna.

La estrategia que se discutió en esa reunión y que quedó grabada en el audio apuntaba a que el Comité de Seguimiento (donde actúan Eduardo Medina y los concejales Torres y Richter) elaborara unas conclusiones en las que -a partir de 12 procesos por incumplimiento ambiental que enfrentó la planta de Proactiva- se pidiera la revocación del permiso ambiental del relleno Santiago Poniente. Luego, Torres citaría a una reunión del Concejo Municipal donde el Comité de Seguimiento presentaría sus conclusiones. La idea era lograr el apoyo de los concejales a la solicitud de revocación del relleno. Después, Torres llevaría el tema a la Corema (Comisión Regional de Medio Ambiente), para que ahí se sancionara el cierre definitivo de la planta. Eduardo coordinaría el lobby para contar con los votos en la Corema.

El diálogo grabado deja en evidencia que la estrategia buscaba que, en paralelo, el alcalde Undurraga no avanzara en la licitación del contrato de la basura hasta que se resolviera en la Corema la solicitud de revocación. Para asegurar esto último, Torres pediría al concejal Christian Vittori (DC y actual candidato a alcalde por la Concertación) que solicitara que el tema de la licitación quedara radicado en la Comisión de Finanzas del Concejo Municipal.

DEL DICHO AL HECHO

Aparentemente, la reunión que grabó Eduardo se realizó en los primeros días de abril de 2009, porque en el diálogo Torres señala que debe irse temprano, pues está celebrando su cumpleaños. El concejal está de cumpleaños el 1 de abril. Además, los participantes de la reunión mencionan una manifestación que cortó el tránsito en el centro. Efectivamente, hubo una marcha estudiantil, contra la LGE, el 2 de abril de 2009. El dato importa porque precisamente dos semanas después, en la sesión del concejo municipal del 17 de abril, el concejal Torres pidió una reunión de los concejales con el comité de seguimiento del relleno sanitario, tal como lo había comprometido en la reunión que fue grabada:

- Como miembro del Comité de Seguimiento del Relleno Sanitario Santiago Poniente, quiero responsablemente convocar a los miembros del Concejo Municipal (…) podamos efectuar una reunión y esta reunión tiene por objetivo qué cosa, tiene por objetivo que el municipio (…) tome una decisión definitiva respecto de cuál va a ser nuestra posición respecto del Relleno Sanitario Santiago Poniente (…) que este Concejo de verdad vea los antecedentes técnicos que tienen las autoridades administrativas de este municipio, nosotros particularmente también tenemos que entregar lo nuestro y lleguemos a una conclusión definitiva, para que esta orientación lógicamente se la entreguemos a la Conama –dijo Torres en la sesión del 17 de abril.

Luego, el 9 de julio de 2009, Torres llevó a la Corema la solicitud de revocación de los permisos ambientales del relleno de Proactiva, en coincidencia con la segunda parte del itinerario fijado en la reunión que fue grabada.

CIPER pidió el acta de esa sesión de la Corema, pero el Servicio de Evaluación Ambiental respondió que debía ser solicitada por medio de la Ley de Transparencia, lo que genera un plazo de 20 días hábiles para la entrega del documento. Sin embargo, existe una versión de esa reunión de la Corema que fue difundida por el diario digital de Maipú Radioeme.cl. En ese artículo se reseña la presentación que hizo Torres y la respuesta negativa que obtuvo de la Corema, que permitió continuar con las operaciones del relleno Santiago Poniente.

Si esta nueva grabación es investigada por la fiscalía, el concejal Torres puede enfrentar una situación compleja. En primer término, el Ministerio Público deberá aclarar si es efectivo que Torres discutió y coordinó con ejecutivos de KDM no sólo una estrategia para cerrar el relleno de Proactiva, sino aspectos vinculados a la licitación en la que finalmente favoreció con su voto a esa misma empresa. Si ese es el caso, el fiscal Encina debería establecer si esa coordinación afectó la transparencia y equidad de las licitaciones, así como las motivaciones que tuvo Torres para actuar de esa manera.

El fiscal ha conformado un equipo especial de la Bridec para apurar las pesquisas, las que podrían cerrarse en tres o cuatro semanas.

El reclamo de Proactiva

Proactiva desistió de participar en la licitación de la disposición final de los residuos de Maipú debido a que las bases establecieron que los rellenos sanitarios que presentaran incumplimientos ambientales debían entregar una garantía, la que se cobraría en caso de que no subsanaran esos problemas. El relleno de Proactiva no ha podido cumplir con la obligación de construir un camino alternativo para el transporte de los residuos y ha tenido problemas con el manejo de los líquidos percolados resultantes del acopio de basura, por lo que la empresa se veía obligada a presentar esa garantía. Los otros dos rellenos que operan en Santiago -el de KDM en Til Til y el de Santa Marta en Lonquen- no tienen esos problemas, por lo que Proactiva consideró que la exigencia era discriminatoria.

En la sesión del concejo del 24 de junio de 2011, los concejales Neme y Marcela Silva –que también votó contra la oferta de KDM- señalaron que el único efecto de esta exigencia había sido disminuir el universo de oferentes de tres a dos empresas, lo que empujo los precios al alza.

Las autoridades del municipio de Maipú han defendido la decisión de exigir esa garantía bajo el argumento de que no se puede beneficiar a una empresa que genera un pasivo ambiental que afecta a habitantes de su comuna sin asegurar que va a subsanarlo. El alcalde Alberto Undurraga (DC) ha dicho que la garantía buscaba precisamente que pudiesen presentarse las tres empresas. De hecho, en varias ocasiones el concejal Marcelo Torres denunció que la solicitud de la garantía era una operación para facilitar la participación de Proactiva.

Undurraga ha reiterado que las bases de la licitación fueron visadas por la Fiscalía Nacional Económica (FNE). No obstante, Proactiva interpuso una reclamación en el Tribunal de Contratación Pública, argumentando que la municipalidad no tiene competencia para exigirle el cumplimiento de normas ambientales, pues esa facultad recae en otros organismos, como el Servicio de Evaluación Ambiental y las autoridades de Salud.

Proactiva ha insistido en que la FNE revise nuevamente las bases. Y hace un par de semanas la FNE ofició a la Municipalidad de Maipú para que le reenvíe todos los antecedentes relacionados con la preparación de las bases de esa licitación.

Audio: Conversación entre el conejal y KDM

[mp3player config= id=http://ciperchile.cl/audios/ReunionConcejalyKDM.mp3 class=http://ciperchile.cl/audios/ReunionConcejalyKDM.mp3 file=http://ciperchile.cl/audios/ReunionConcejalyKDM.mp3]