Elecciones

03.04.2018

Por Cristian Bravo Lillo y Daniel Álvarez Valenzuela

Las técnicas de empresas como Cambridge Analytica y Facebook “son reales y tienen efectos suficientemente poderosos como para influir en una elección de presidente”, aseguran los autores de esta columna. La evidencia científica que citan indica que “con muchos datos es posible (y relativamente sencillo) manipular tanto la conducta como las emociones”. En contraste, señalan, los usuarios de redes sociales no cuentan con herramientas legales para evitar que sus datos sean usados para intentar manipularlos. El proyecto que modifica la ley de protección a la vida privada puede ser una solución parcial, sostienen los autores, pero estiman que lo clave es avanzar hacia una Agencia de Protección de Datos Personales.
1236
Ideas Digitales Aplicadas