Bienestar

Cómo se construyó el Estado corrupto y proveedor de bienestar que tenemos

25.04.2019

Por Juan Andrés Guzmán

La corrupción nos iguala con el resto de Latinoamérica, pero la capacidad del Estado de entregar bienestar nos diferencia de ella. Así piensa el historiador Diego Barría, quien atribuye el grueso de la corrupción actual a la clase política y a la elite, mientras que vincula esa capacidad de entregar bienestar con generaciones de funcionarios de clase media. En estos funcionarios, históricamente cuestionados por la elite como parásitos y siúticos, Barría ve una esperanza en la medida que entiendan que pueden resistirse a la corrupción. “La obsecuencia puede costarnos caro”, advierte.

Ideas Digitales Aplicadas