Abusos

Una opinión inconveniente

04.10.2018

Por Juan Carlos Claret Pool

Frente a las voces que valoran positivamente la expulsión de Precht y Karadima del estado clerical, el vocero de los Laicos de Osorno, Juan Carlos Claret, hace un llamado de atención. Esas sanciones, dice, no resuelven el tema de fondo, porque los abusos que han ocurrido dentro de la Iglesia no responden a problemas “personales”, sino a una estructura que da el espacio para que esos delitos ocurran: el “poder absoluto” del papado y la asimetría que lo sostiene. Mientras esa estructura no cambie, plantea, la decisión de encubrir o denunciar seguirá dependiendo de las voluntades personales: “Si queremos una Iglesia sin abusos debemos repensar el ejercicio del poder en ella”.

Ideas Digitales Aplicadas