27.06.2013

Investigación de Agencia DPA: Documentos secretos revelan que régimen de Pinochet espió a miles de alumnos de liceos

Un extenso reportaje de investigación sobre el espionaje y la represión sistemática aplicada a alumnos de liceos bajo el gobierno de Augusto Pinochet, fue publicado este jueves 27 de junio por la agencia de noticias DPA. Firmada por el periodista Mauricio Weibel, la investigación se basó en 30 mil documentos de archivos secretos del régimen militar a los que tuvo acceso.

Entre los documentos revisados por Weibel se cuentan informes de la CNI -el organismo represivo que operó en los años 80- que identificaban como “agitadores” a los estudiantes que intentaban reorganizar sus centros de alumnos y la Federación de Estudiantes Secundarios. El espionaje sobre los alumnos, escribió Weibel, se realizó en colegios públicos y privados. Entre estos últimos, citó a la Alianza Francesa.

En una [shorturl url=”http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/augusto-pinochet/mauricio-weibel-habia-coordinacion-permanente-de-la-cni-y-el-mineduc/2013-06-27/125849.html” title=”” fuente_url=”http://www.cooperativa.cl/” fuente_nombre=”Radio Cooperativa”]entrevista concedida al programa “Una nueva mañana”[/shorturl] de radio Cooperativa, Weibel explicó cómo funcionaba la red de espionaje y delación sobre miles de adolescentes y profesores en sus propios colegios. En el diálogo, el periodista relató que su investigación tomó varios meses y que pudo constatar que hubo una coordinación permanente entre el Ministerio de Educación y la CNI, la que se realizaba a través de una Oficina de Seguridad que tenía la cartera. “De hecho, hay un archivo específico donde el general (Humberto) Gordon, que estaba a cargo de la CNI, le escribe al ministro de Educación de la época, Juan Antonio Guzmán, y le señala que afinen bien cómo se coordinan”, dijo el periodista a radio Cooperativa.

Los documentos citados por el reportaje de Weibel indican que la CNI elaboraba informes para visar la contratación de profesores y también para despedirlos por razones políticas. En paralelo, funcionarios del Ministerio de Educación fueron capacitados en “guerra sicológica” y enviados a la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, donde realizaron cursos de seguridad nacional. Estas operaciones, señala el texto difundido por DPA, fueron parte de la “acción coordinada” entre el ministerio y la CNI, donde la cartera tenía asignada misiones dentro de un “Plan de Guerra del Frente Interno”, según quedó registrado en un oficio reservado revisado por Weibel y fechado en febrero de 1984.

Muchos de los documentos que contenían las comunicaciones diarias entre la CNI y el Ministerio de Educación fueron quemados, dice el reportaje, pero quedaron actas de la incineración de esos papeles firmadas por los ministros.

Según los oficios  y memos a los que tuvo acceso Weibel, el gobierno de Pinochet intentó crear una juventud adicta al régimen en los primeros años de la década de los ’80 para contrarrestar las nacientes organizaciones de estudiantes secundarios que exigían la democratización de sus centros de alumnos y del país. Los documentos secretos revelan que el régimen organizó en 1982 una reunión de mil dirigentes de enseñanza media. Al año siguiente la cita se repitió con alumnos provenientes de 114 comunas. En ese segundo evento participaron como oradores el ideólogo y fundador de la UDI, Jaime Guzmán, el actual ministro del Interior Andrés Chadwick y el ahora diputado Patricio Melero.

El reportaje también cita un oficio suscrito en 1986 por el actual diputado Alberto Cardemil, entonces subsecretario del Interior, en el que pide al Ministerio de Educación “definir medidas” contra un profesor de Arica por razones políticas.

Los documentos secretos consignados en el reportaje indican que entre 1983 y 1989, en medio del clima político confrontacional de la época, tres ministros de Educación -Horacio Aránguiz, Sergio Gaete y Juan Antonio Guzmán- adquirieron pistolas y pagaron el permiso para portarlas con fondos fiscales.

Finalmente, el texto de Weibel revela que, en paralelo a la política del gobierno militar que traspasó los establecimientos educacionales desde el ministerio del ramo a los municipios, un oficio secreto del 26 de marzo de 1986 alentó la venta de colegios públicos al sector privado “incluso a bajo precio”.

 

 

Ideas Digitales Aplicadas