Banner_reportaje

Penetrar los secretos financieros del club de los más ricos y de las grandes transnacionales es hoy casi imposible. Eso fue lo que hizo la red global de reporteros coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), a la que pertenece CIPER, al acceder a millones de registros de uno de los bufetes top del mundo offshore: Appleby. Allí también aparecen clientes chilenos y corporaciones que operan en el país y mueven sus cuantiosas utilidades a paraísos fiscales. Los resultados de ese acucioso rastreo en 67 países podrá verlos en la página de CIPER a partir de este 5 de noviembre.

banner-reportajes-paradisos-papers

El envío de millones de dólares libres de impuesto desde Chile hacia Islas Bermudas de una poderosa trasnacional minera, los secretos que esconde en ese y otros dos paraísos fiscales uno de los gigantes del sistema de transporte público de la Región Metropolitana; y cómo una compañía de retail minimiza sus impuestos, desviando sus utilidades en Chile hacia Panamá para pagar los intereses de un millonario préstamo, son historias que CIPER descubrió e investigó en conjunto con otros 94 medios de comunicación del mundo, en la investigación global los “Papeles del Paraíso”.

Tras los “Papeles de Panamá” (2016), esta nueva filtración de 13,4 millones de documentos, pone una vez más bajo escrutinio público los negocios y secretos tributarios de los superricos, el 1% de la población con el privilegio de acceder a jurisdicciones opacas y exclusivas donde ocultan sus dineros bajo reglas y normas diseñadas por y para ellos.

Los archivos provienen de dos compañías de servicios offshore, basadas en Islas Bermudas y Singapur, y de 19 registros corporativos de varias jurisdicciones secretas.

Los documentos de esta nueva investigación global siguieron una ruta similar  a los “Papeles de Panamá”: fueron filtrados al diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodista de Investigación (ICIJ) con 95 medios de 67 países. Son 381 periodistas los que participan de esta investigación global, los que se desempeñan en medios como The Guardian (Inglaterra), The New York Yimes (Estados Unidos), BBC (Inglaterra), Le Monde (Francia), Univisión (Estados Unidos), La Nación (Argentina), El Confidencial (España), The Indian Express (India) y Novaya Gazeta (Rusia). CIPER es uno de los medios que tuvo acceso e investigó los registros.

La mayor cantidad de documentos (6,8 millones) proviene de la división de servicios corporativos del bufete Appleby. Con sede en Bermudas y fundada hace 119 años, es una de las firmas de abogados offshore más prestigiosas del mundo. El rastreo y cruces de datos entre los millones de correos electrónicos, historiales de clientes, solicitudes bancarias, actas de directorio y registro de sociedades, permiten develar ante los ciudadanos un circuito subterráneo y secreto por donde se ejecutan sofisticadas maniobras tributarias para que importantes dirigentes políticos y transnacionales minimicen su carga impositiva.

Si la información filtrada en los “Papeles de Panamá” se relacionó mayoritariamente con los secretos de personas naturales en paraísos fiscales, esta vez los registros de Appleby entregan la llave para adentrarse en las grandes ligas del sistema financiero internacional. Allí donde se concentra el club del 1% y de las corporaciones multinacionales que mueven cifras de dinero difíciles de asimilar.

En esta investigación, por ejemplo, encontrará a dos gigantes corporativos a nivel global: Apple y Nike. Dos casos emblemáticos cuyas operaciones grafican cómo las multinacionales se las ingenian a través de fórmulas cada vez más encubiertas para saltarse reglas y aminorar los impuestos que les corresponde pagar. Un nudo que, como coinciden la mayoría de los expertos entrevistados en los 67 países que incluyó esta investigación, profundiza la desigualdad.

Ayudar a los ricos a enriquecerse mediante maniobras offshore no es un “beneficio benigno”, dijo Brooke Harrington, profesora de la Copenhagen Business School a ICIJ. “Cuando los ricos se vuelven más ricos, los pobres se vuelven más pobres, porque las personas adineradas no pagan su parte justa de los impuestos”.

Un año y medio después de las revelaciones de los Papeles de Panamá(abril de 2016), que provocaron remezones e incluso crisis políticas en varios países (ver aquí), esta nueva investigación global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), muestra cómo el periodismo se ha convertido en una herramienta que, trabajada en equipo y simultáneamente en varios países, puede desentrañar secretos que lesionan nuestras democracias.

La investigación anterior desmenuzó más de 11,5 millones de archivos confidenciales del bufete panameño Mossack Fonseca. También fueron filtrados al diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el ICIJ con un centenar de medios de 76 países, entre ellos CIPER. Allí se expusieron los secretos financieros de políticos, empresarios, magnates y también traficantes de droga, armas y diamantes. Esta vez, la filtración obtenida y la investigación profundizaron en ese circuito, llegando ahora a penetrar los esquemas tributarios de las grandes corporaciones.

LA CONEXIÓN CHILENA

En la filtración de más de 13 millones de documentos de los “Papeles del Paraíso” aparecen nombres que conectan con chilenos. En esos casos, los archivos solo consignan información suelta y/o superficial que no entrega mayores pistas respecto de los montos que mueven hacia paraísos fiscales ni transacciones relacionadas. Tampoco de los abogados locales que los asesoran en estos negocios.

CIPER identificó y trabajó casos cuya evidencia –correos electrónicos y registros legales, principalmente– al menos permite una primera aproximación al diseño y uso de esquemas agresivos de planificación tributaria. Y ello, porque así se pueden dar a conocer con ejemplos concretos las fórmulas con las que se burlan los controles o las leyes que regulan las obligaciones de los contribuyentes chilenos.

Los datos obtenidos se contrastaron y complementaron con información de bases de datos públicas en Chile y en el extranjero; con balances financieros y memorias; registros notariales y otros documentos legales. También se contextualizó en conversaciones con autoridades de distintas reparticiones públicas ad-hoc; con la opinión de abogados y académicos expertos en temas tributarios y con las respuestas de las mismas compañías investigadas por CIPER.

En el transcurso de noviembre, con posterioridad a la primera semana de publicaciones que se inicia el domingo 5 de noviembre, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación actualizará la base de datos pública que ya contiene la información de filtraciones anteriores, como los “Papeles de Panamá”, con los nombres y sociedades incluidos en esta nueva filtración de los “Papeles del Paraíso”.

A la base de datos actualizada se podrá acceder desde distintas plataformas y páginas web, entre ellas la de CIPER.

Las investigaciones que realizó el equipo de CIPER se entregarán a partir del 6 de noviembre.

PAPELES-DEL-PARAISO2