Investigación Registro Civil

Sólo horas después de que CIPER diera a conocer graves irregularidades en la adjudicación de un millonario contrato entre el Servicio de Registro Civil e Identificación y la empresa de origen indio Tata Consultancy Services BPO Chile S.A., el director nacional del organismo estatal, Guillermo Arenas Escudero (PPD), anuló todo el proceso el martes 18 de marzo. Se trata de un contrato por más US$ 80.000.000 para proveer al servicio de la plataforma tecnológica, comunicaciones e informática que permite, entre otras cosas, la administración de la base de datos de todos los chilenos.

No obstante que la medida fue adoptada en tiempo récord, nuevos antecedentes relacionados con la petición de coimas en este millonario negocio, surgidos en las últimas horas, indican que el problema no está resuelto para el Registro Civil. Entrevistado por el noticiero de ADN Radio Chile, Jorge Salvatierra, vicepresidente ejecutivo de Quintec S.A., una de las empresas que participó en la licitación, confirmó haber recibido “algo más que insinuaciones, no de personeros del Registro Civil (…), ofrecimientos de facilitar nuestra participación o mejorar las probabilidades de éxito”.

-¿Quién le hizo esas insinuaciones? –inquirió el periodista de ADN Radio Chile.

-Hay que entender, aquí hay un cierto manejo…, esto cuando se hace, se hace con ciertos cuidados, obviamente. Hay un lenguaje, una presentación, más de un intermediario. Todos aparecen como “mira, yo conozco a alguien, que conoce a alguien que podría hacerlo, que tal vez….”. Es un poco en esa forma. Ahora, hay personas individualizadas y hay hechos concretos que si en algún minuto alguien lo requiere, nosotros podríamos entregarlos.

Los dichos de Salvatierra, y su intención de entregar nombres y situaciones que comprometen la petición de coimas, lo que obligaría a llevar a la justicia esta licitación anulada, llegaron rápidamente a oídos del gobierno. Para entonces, ya se tenían en carpeta dos nombres a investigar.

Escuche el audio de estas declaraciones:
Quintec Coimas (Mp3)

Preocupación en el gobierno

Desde el minuto en que CIPER publicó la investigación sobre las irregularidades de la licitación del Registro Civil, las alarmas se encendieron en el gobierno. El conflicto fue monitoreado directamente durante el martes 19 desde La Moneda, que se mantuvo en contacto con el ministro de Justicia, Carlos Maldonado. Éste a su vez citó a su subalterno y director nacional del Registro Civil, Guillermo Arenas, hasta su despacho para analizar los alcances de las irregularidades.

Luego de esa reunión se tomó la drástica medida de anular todo el proceso de licitación, además del despido del cuestionado asesor informático Andrés Contardo, lo que fue inmediatamente informado a La Moneda. Además, Maldonado habría dejado en claro que el asunto no quedaría ahí, pues se investigaría a fondo la denuncia de pedidos de coima para adjudicar la licitación y quiénes habrían sido sus protagonistas.

Para reunir antecedentes sobre la denuncia de CIPER, el ministro llamó durante la tarde al gerente general de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información (ACTI), Aldo Signorelli. La llamada fue clave dado el rol que jugó esa organización gremial en denunciar informalmente ante la entonces subsecretaria de Justicia, Verónica Barahona, la existencia de coimas en este proceso. Durante los últimos meses el tema de las irregularidades en esta licitación se había conversado en forma frecuente, al punto que cuatro empresas afiliadas relataron que se les había pedido coimas para facilitar su adjudicación.

Fuentes de la industria relatan que durante la reunión de directorio de la ACTI, que tuvo lugar el miércoles en la mañana, Signorelli les informó de la conversación que había tenido con Maldonado el día anterior. En ella, el ministro pidió detalles sobre las empresas que participaron del proceso y requirió toda la información que manejaba el organismo sobre las irregularidades.

Signorelli relató a los directores del gremio que le recordó al ministro que en dos oportunidades durante el año pasado enviaron cartas reclamando formalmente ante el director del Registro Civil, Guillermo Arenas, y ante el propio Maldonado, por la forma en que se estaba desarrollando el proceso. En ese momento los reclamos eran exclusivamente técnicos y apuntaban a una boleta garantía excesivamente alta, a cláusulas de responsabilidad civil demasiado amplias y mecanismos de evaluación muy confusos. No tuvieron respuesta de las autoridades.

Movimientos en el Registro Civil

La resolución exenta N° 923 fundamenta la decisión de anular la licitación en los hechos denunciados por CIPER. “El Servicio de Registro Civil e Identificación ha tomado conocimiento en el día de hoy, martes 18 de marzo del año 2008, de una información publicada en un sitio web referida a su proceso de licitación pública sobre (el) Proyecto de Integración de la Plataforma Tecnológica, Comunicaciones e Informática”, expresa en su primer punto la resolución.

El comunicado dice que el servicio está “llano a aclarar cualquier situación anómala, ilegal o arbitraria”. Y agrega que, “la naturaleza de la información contenida en el citado artículo de prensa, sea efectiva o no, puede tener dentro del marco de un proceso de licitación de esta envergadura, una connotación (…) que no responde bajo ninguna circunstancia al espíritu y acciones con los cuales el Servicio ha desarrollado el presente proceso de licitación”.

En consecuencia, la resolución invalida la totalidad del proceso de licitación, lo que en la práctica significa volver a reformular las bases.

Otro de los efectos de la reunión que sostuvo el martes el ministro Maldonado con Guillermo Arenas, fue el anuncio del cese en sus funciones del experto informático Andrés Contardo Santibáñez, principal asesor en la materia del director nacional del Registro Civil, quien tuvo una activa participación en el proceso de evaluación de las propuestas, al tiempo que realizaba trabajos para Tata Consultancy Services, la empresa que resultó beneficiada con la licitación.

En declaraciones al vespertino La Segunda, Guillermo Arenas se mostró sorprendido por los antecedentes dados a conocer por CIPER. Aseguró desconocer la relación de su asesor informático con la empresa que resultó beneficiada, Tata Consultacy Services, a la cual dijo haber solicitado un informe sobre el tema. En lo referente a su asesor informático, el director nacional agregó que se veía impedido de iniciar un sumario administrativo, “porque Andrés Contardo era un asesor externo, a honorarios”.